La reproducción celular

Las células, puesto que están vivas, se pueden reproducir. La reproducción celular es la base de la reproducción de los organismos unicelulares; en cambio, sin embargo, a los organismos pluricelulares les sirve para crecer y reponer células muertas.
Durante el ciclo de vida de una célula se distinguen varias faces. Las más importantes son las siguientes.

  • Interfase. Es la fase en la que la célula desarrolla sus actividades normales. Crece hasta alcanzar un tamaño determinado y, al final, se prepara para dividirse.
  • División celular. En esta fase, la célula se divide para formar dos células hijas. El proceso clave recibe el nombre de mitosis, y es la división del material hereditario en dos partes iguales, de modo que cada célula hija tenga los mismos cromosomas y la misma información genética.  
Durante la interfase, El ADN se encuentra en el núcleo de la célula formando fibras muy largas y finas. El conjunto de todas estas fibras constituye la cromatina. 
Cuando se acerca el momento de la división celular, la célula duplica el ADN: a partir de cada molécula de ADN se forma otra nueva, idéntica, en un proceso que recibe el nombre de replicación.
Más tarde durante el proceso de replicación celular, la cromatina e condensa: las fibras comienzan a pegarse y a enrrollarse de un modo muy compacto. Así, se forman los cromosomas. Cada cromosoma tiene dos mitades idénticas llamadas cromátidas. Las dos cromátidas tienen exactamente la misma información genética, que se duplico por la replicación del ADN. Ambas cromátidas se unen por un centro que se llama centrómero.   

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Búsqueda personalizada