Como se forma un tsunami

Un terremoto cuyo epicentro se encuentra en el océano no causa movimiento de tierras, sino de agua. El temblor origina una importante agitación en el océano que se traduce en la producción de olas gigantescas. Esta olas afectan con frecuencia las costas asiáticas del pacifico, y por ello reciben el nombre japonés de tsunami. Japón ha sufrido numerosas veces este fenómeno.
Un tsunami se forma, por ejemplo, cuando el fondo oceánico es levantado súbitamente por un terremoto. Este movimiento del fondo produce una gran agitación de las aguas y origina la serie de olas que configuran el tsunami.
En su origen, estas olas son casi imperceptibles: son de unos 40 cm o menos, aunque a veces llegan a tener  1 m de altura. Una ola y la siguiente están separadas por más de 1 km de distancia. Pero, cuando las olas llegan a la costa, se amplifican notablemente. Se han producido tsunamis con olas de 30 m de altura, aunque otros con olas de solo 3 a 6 m de altura, también son muy destructivos.
La olas avanzan a gran velocidad, hasta 800 km/h. Pueden recorrer océanos enteros, de forma que un terremoto en Chile puede causar un tsunami en Japón.     

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Búsqueda personalizada