Parásitos del ser humano: el ciclo vital de las tenias

Las tenias son gusanos de forma acintada que viven como parásitos en el intestino de las personas y muchos otros vertebrados. Para completar su ciclo vital han de pasar por dos hospedadores. La tenia adulta vive en el hospedador principal. Consta de una cabeza con la que se fija al intestino del hospedador, seguida de numerosos segmentos. Cada uno de estos segmentos tiene un aparato reproductor masculino y otro femenino.
Cuando maduran, estos segmentos se desprenden repletos de huevos fecundados. Para continuar el ciclo, los debe ingerir otro animal, el hospedador secundario. Los huevos hacen eclosión en su aparato digestivo. De ellos salen unas larvas que atraviesan la pared del aparato digestivo y migran a diferentes tejidos. En ellos forman quistes que pueden permanecer en reposo durante años. Cuando el hospedero principal consume carne con quistes, se infecta y desarrolla una tenia adulta que queda en el interior de su aparato digestivo.
El ser humano es el hospedador principal de varias especies de tenias que, en general, no producen demasiadas molestias. También actúa de hospedador secundario de otras especies. En estos casos, la infección puede ser mucho más grave y se desarrollan los llamados quistes hidatídicos. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Búsqueda personalizada