Los tipos de cordilleras


En estas formaciones podemos distinguir rasgos comunes: la presencia de rocas muy plegadas y fracturadas, la actividad sísmica y volcánica...
Estos rasgos nos indican que la formación de las cordilleras se debe a enormes esfuerzos en la litosfera.
La cordilleras "mecánicas" se forman por la colisión de fragmentos de la litosfera continental. Los materiales se pliegan y se elevan.
Las cordilleras "térmicas" se forman en zonas donde la litosfera océanica subduce por debajo de la continental. Se produce la elevación del terreno, fracturas y pliegues en las rocas y actividad volcánica y sísmica.
   

1 comentario:

Búsqueda personalizada