La tres clases de músculos

Existen tres clases de músculos muy diferentes por su función.

  • Los músculos lisos recubren los órganos huecos del cuerpo, como todo el tubo digestivo y los vasos sanguíneos. Realizan su función independientemente de nuestra voluntad, por lo que también se llaman involuntarios. Sus movimientos son lentos y contribuyen al funcionamiento de los órganos internos; por ejemplo, permiten el tránsito de los alimentos por el tubo digestivo.
  • El músculo cardíaco es el que forma parte del corazón (miocardio). Su movimiento es involuntario, pero los latidos son rápidos y potentes.
  • Los músculos esqueléticos son los que están unidos a los huesos y los que obedecen nuestras órdenes conscientes, por tanto, son voluntarios. De movimientos rápidos y potentes, son los que, junto con el sistema esquelético, forman el aparato locomotor. Están formados por fibras muy alargadas.
 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Búsqueda personalizada